Cincuenta y tres

Al despertar
noté que un delgado rayo de luz
atravesaba las cortinas
y besaba el borde de mi almohada
de inmediato me pregunté
desde dónde venía
quizás era el pasado haz de luz que
en algún minuto en su lugar de origen fue presente
si habría viajado tanto solo para besar mi almohada
señalándome lo relativos y pequeños
que son algunos momentos de la vida.

Advertisements

5 thoughts on “Cincuenta y tres

      1. Está bien, no te preocupes. Pero está sin internet, así que por eso se ha ausentado. A mí se me echó a perder la compu y a él se le cayó la señal de internet: la tecnología está en nuestra contra jaja. Le comentaré que preguntaste por él para que tenga más ganas de regresar a este bello mundo.

        Like

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s