Limbo

DSC01603

Tener que morir varias veces antes de poder realmente vivir. Así ha tenido que ser mi camino. Así me lo he tomado. Como un constante limbo entre la muerte y lo que creo es vida. Por eso hoy estoy aquí. Podría haber pasado un sábado como las personas comunes. En lugares ordinarios. Con gente normal. En el parque con los niños. En la esquina con los cabros. En casa con los viejos. Pero no, estoy en el cementerio. Pere Lachaise parece un hogar después de todo. Cuando la vida no es vida, cuando el sábado sabe a muerte y una negra sombra va tras mis pasos, Pere Lachaise toma título de hogar. Aquí las lágrimas no son lo primordial. Los lamentos no importan. Todos sufren sus propias miserias. Aun así temo llorar demasiado. O no lo suficiente. Lo único claro es que he tenido que morir varias veces antes de poder vivir. Quizás nací muerta y no he vivido. He sobrevivido a la oscuridad del no ser. Entre tumbas, flores y lamentos París una vez más me da malas noticias: de tanto querer alargar los días, te has olvidado de vivir. Respirar es existir. Y existir no es lo mismo que vivir. Tener que morir varias veces antes de comenzar a vivir me parece normal si pasar un sábado en el cementerio cuenta como panorama y cenar con los muertos sobre la bella, decorada y sonora tumba del triste y loco Jim Morrison se torna habitual.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s